Quisiera dormir pegada a ti, poder mirarte a los ojos y decirte un te quiero sin palabras, recorrerte con la mirada, desearte con el alma, y desnudarte con la imaginación, pero tendré que conformarme con tu ausencia, con tu vacío, con soñarte sin que te des cuenta.

Deseo tenerte entre mis brazos, aunque sea un imposible, ojala pudiera besar tus labios y acariciar tu piel, pese a saberte tan lejos de mi alcance, ojala fuera tuya en cuerpo como lo soy en alma y que te acercaras a mi como si fuera tu presa y saltaras sobre mi como el león sobre la gacela, te aseguro desde mi gran ignorancia que no opondría resistencia, me dejaría devorar o hacer prisionera, prometo dejarte hacer y rendirme, porque vivir sin ti no merece la pena, porque soñarte ya no suficiente, porque necesito quererte, porque tu ausencia me está matando y ya soy demasiado vieja para morir joven.