Siempre he querido saber de donde viene esa frase que tanto digo Carpe Diem, pero hasta ahora no me había animado a buscar por esta red de redes que todo lo sabe, más ni siquiera en este momento he buscado la información sino que una amiga me la facilitó. Carpe Diem, qué fácil es decir ese pequeño concepto, lo que ya no es tan fácil es seguirlo, no obstante...la vida es larga, demasiado larga como para pensar en la meta antes que en el próximo paso.

Os dejo con el texto, que es una parte de un  poema de la obra "Odas", escrito por el poeta Horacio.

Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi, quem tibi

fienm di dederint, Leuconoe, nec Babilonios

temptaris numeros.Ut melius quicquid erit pati!

Seu pluris hiemes seu tribuit Iuppiter ultimam,

quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare

Tyrrenum, sapias, vina liques et spatio brevi

spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit invida

aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.

Para los que no sabeís latín os dejo la traducción:

No pretendas saber, pues no está permitido, 
el fin que a mí y a ti, Leucónoe,
nos tienen asignados los dioses, 
ni consultes los números Babilónicos.

Mejor será aceptar lo que suceda, 
ya sean muchos los inviernos que Júpiter 
te conceda, o sea éste el último, 
el que ahora hace que el mar Tirreno 
rompa contra los opuestos cantiles. 

Sé sabia, saborea tus vinos 
y ajusta tu esperanza desmedida
a la copa de la vida, que es pequeña.
Mientras hablamos, huye el tiempo celoso,
Cosecha el día, incierto es el mañana

Traducción libre, para todos aquellos que no entiendan inglés:

- No debería hacer esto, pero te he sacado para darte un consejo

- ¿Un consejo?

-Gira por sitios equivocados. Habla a los extraños. Abre puertas sin letreros. Y si ves a un grupo de gente en el campo, véte a ver qué están haciendo. Haz siempre las cosas sin que sepas qué pasará después.